¿Hacen válido un enfoque analítico sus resultados?

El sábado fui a cenar con unos amigos y de regreso a casa salió el tema de la Metodología Wyckoff. Uno de ellos me preguntó en qué consistía y en qué se diferenciaba de otros enfoques analíticos. Explicar todo esto en un viaje de apenas tres minutos en coche es bastante complicado, la verdad, pero hice todo lo que pude.

El caso es que mi amigo, lejos de querer entender los fundamentos de la metodología -su lógica- insistía en valorarlo únicamente por sus resultados. Básicamente, su pregunta era que si existía algún “Warren Buffett del Método Wyckoff”, porque si era así, entonces abriría su mente para tratar de entenderlo.

Mi respuesta obviamente fue “no”, que yo supiese no existía ningún “Warren Buffet del Método Wyckoff”, que Warren Buffet solo hay uno en el mundo y éste hace Value Investing. De todas formas, yo le explicaba mis buenos resultados en los últimos años, y también que hay gestores que utilizan las ideas de Wyckoff, de forma parcial o total, con cierto éxito, como por ejemplo nuestro socio en el Instituto Wyckoff España, Todd Butterfield, de la Wyckoff Stock Market Institute, que gestiona fondos que superan ampliamente la rentabilidad del S&P 500, o Paco Gómez, al que todos conocéis y los que le seguís en el chat y tutorías sabéis de su grado de conocimiento.

En cualquier caso le insistía que para valorar un enfoque analítico no había que fijarse tanto en los resultados, sino en sus principios. El Value Investing es un enfoque de inversión muy potente no porque Warren Buffett gane dinero con él, sino porque sus principios son muy sólidos. Son pura lógica empresarial y puro sentido común.

Sí valorásemos el Value sólo por sus resultados, el buen desempeño de Buffett podría ser una simple coincidencia estadística. Es decir, si todos los inversores del mundo invirtiesen de forma aleatoria, por estadística alguno siempre habría con resultados extraordinarios haciéndonos creer que su enfoque analítico es el mejor de todos cuando en realidad sus resultados son pura coincidencia estadística.

Por lo tanto, más allá de los resultados de un inversor o de un grupo de ellos, lo importante, a mi entender, es comprender el fundamento de una idea analítica, la lógica que está detrás, y si ésta tiene sentido o no, de otra forma estaríamos ignorando que la inversión depende de multitud de factores como por ejemplo el talento del propio inversor. Conozco inversores que hacen Value Investing con resultados mediocres y eso no desacredita ni un ápice la valía del Value Investing, simplemente son inversores con poco talento para rentabilizar unas buenas ideas.

En mi opinión, lo que subyace aquí es, en cierto sentido, un asunto de moral y de ética. Tendemos a valorar las cosas sólo por sus resultados cuando en realidad deberíamos valorar las cosas por sus principios: robar es malo no porque nos metan en la cárcel (su resultado), sino porque es malo en si mismo hacerlo (no hay que robar, por principio); nuestros hijos estudian para aprobar (resultado), cuando en realidad deberían estudiar porque aprender es sencillamente bueno y positivo para ellos y para su futuro (principios); o nos educan para pensar que tener éxito en la vida es tener muchas cosas materiales (resultado) cuando el éxito y la felicidad distan mucho de esto (principios).

Pues en la inversión pasa lo mismo. Una idea no la hace buena o mala un inversor. Eso son muñecos de paja – argumentos ad hominen. Una idea ha de ser valorada por sus cualidades intrínsecas, por sus fundamentos y por su lógica. Una vez las entendamos, y nos convenzan (o no), articularlas en una sistemática rentable ya es otra película que dependerá de nuestra habilidad para sacarles provecho.

En todo caso, como casi todo en la vida: to discuss

By | 2017-09-19T17:15:00+02:00 septiembre 19th, 2017|Blog|Comentarios desactivados en ¿Hacen válido un enfoque analítico sus resultados?